Querido dosmiltrece: bienvenida

Estimado dosmiltrece:

Te escribo esta carta para darte la bienvenida. Ni que decir tiene que tu llegada supone cierto aire fresco, o al menos el impulso que necesito para creer que puedo reiniciar pero, para ser totalmente sincera, te recibo con prudencia, es decir, tendrás que ganarte mi confianza. 

Quizás no lo sepas, pero tu colega dosmildoce se ha marchado dejando mi vida como un campo plagado de minas, algunas las pisé, ni mis Converse mágicas pudieron salvarme, y te aseguro que son muy mágicas.  Otras he logrado sortearlas, aunque con tanto salto me ha quedado un tic en una pierna, pero podría decir que casi no se nota. No puedo decir que todo haya sido malo, alguna cosa buena ha habido; más que cosas, personas y animales.

Una vez que te he puesto en antecedentes, me voy a permitir hacer una serie de peticiones, sin más intención que hacerte saber lo que espero de ti; sabiendo que yo también tendré que dar algo a cambio. Comienzo, pues:
  1. Quiero muchos días de sol. Ya sé que la lluvia es necesaria, pero yo espero un año lleno de días en los que poder pasear bajo un cielo azul brillante. 
  2. Quiero menos dolores cervicales. Tendré que poner más de mi parte, lo sé, pero échame una mano.
  3. Quiero un presidente del gobierno que gobierne, y que hable inglés. Sé que te estoy pidiendo mucho.
  4. Quiero que David Bowie vuelva a dar conciertos y yo pueda verlo. Aquí te pido un esfuerzo especial. 
  5. Quiero que los corruptos vayan a la cárcel, sean del color que sean.
  6. Quiero que me salga la tortilla de patatas como a mi madre. 
  7. Quiero bailar.
  8. Quiero que me des la oportunidad de cambiar todo aquello que no me guste.
  9. Quiero que Moleskine saque una libreta edición The Ramones.
  10. Quiero que si no me gusta la gente, la pueda cambiar por un perro o un gato (este punto se podría considerar una cláusula del punto 8).
Lo he dejado en diez, no me gusta abusar, quizás podría prescindir de algún punto, pero realmente no quiero, porque el año pasado ya prescindí de demasiadas cosas, y éste voy a por todas. Sortearé tus embistes como el gato que pasea por el mueble del salón sin mover una sola figurita pero, si fuera necesario, tiraré hasta el recuerdo de Mallorca del viaje de estudios en 1988.

Ya puedes pasar, entra y ponte cómodo, tómate algo si quieres, que yo te haré tu estancia fácil si tú me la haces a mí. ¡Ah! Olvídate de dosmildoce, no me parece una buena influencia.

Atentamente,

Lola Molina.

3 comentarios sobre “Querido dosmiltrece: bienvenida

Agrega el tuyo

  1. Como dices, entra y ponte cómodo 2013, pero me temo que nos va a incomodar un poco este año que acaba de comenzar. Estaremos listos para sortear y también plantarle cara.
    Felicidad plena te deseo, amiga Lola.Por cierto que bien te expresas.

    Me gusta

  2. Puedes hacerte una tortilla diaria. Quizá tus arterias se resientan, pero al final con práctica…
    Un buen ejercicio para empezar el año. Debería ponerme a pensar mi decálogo para este 2013 y de paso un camino para conseguir los objetivos. El de David Bowie desde aquí presiono al universo para que se alineen los planetas y lo consigamos. Escrito con cariño y de forma sencilla y eficaz. Muy bueno.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: