Desde los tejados

Desde tu tejado
ves el viejo mundo

unas veces oscuro,
otras iluminado.
Desde tu terraza
a salvo del viento,
del sol resguardado,
controlas un futuro
sin inversiones de riesgo,
te aferras a un pasado
insulso y desnatado.
Desde tu azotea
comentas los diarios,
arengas a las masas,
defiendes tu ideario.
Desde tu estrado
repites un discurso
que tú no has diseñado,
te crees unas palabras
lavadas en caliente,
colgadas del tendal
más viejo del tejado.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: