Como un funambulista

Como un funambulista
cruzando el cañón del Colorado,
primero caminas despacio,
luego apuras los pasos.
El horizonte es la pértiga,
el sol tu aliado.
Al otro lado te espera
un futuro precipitado.
Tiemblas, dudas, parpadeas
sobre la extensa cuerda,
como un equilibrista,
indeciso y despistado. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: