Spiderman

Sus tenis,
gastados y cansados,
pisaban destino marcado.
Sus ojos se abrían 
como castañas en otoño,
ávidos de números,
colores, palabras.
Su profesora sonreía
y le abría la puerta 
del mundo nuevo,
del viejo mundo,
para que siguiera 
caminando,
con zapatos rotos,
con paso firme,
con pecho lleno.
Anuncios

Un comentario sobre “Spiderman

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: