Piedras

La niñez es una piedra:
vale para romper nueces 
en el patio del colegio,
vale para correr y gritar
la alegría del recreo.
Hay piedras que dicen:
– mi casa se llenó de agua
– mi prima casi se cae el bote cuando nos rescataban.
Otras parecen que una piedra más grande, fea y pesada
les ha golpeado: 
– me duele el estómago
– ya no tengo casa.
Las piedras no deberían
dejar de ser piedras,
las piedras no deberían 
dejar de partir nueces,
correr sin medida,
sudar alegría.
eso no vale. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: