Piedras

La niñez es una piedra:
vale para romper nueces 
en el patio del colegio,
vale para correr y gritar
la alegría del recreo.
Hay piedras que dicen:
– mi casa se llenó de agua
– mi prima casi se cae el bote cuando nos rescataban.
Otras parecen que una piedra más grande, fea y pesada
les ha golpeado: 
– me duele el estómago
– ya no tengo casa.
Las piedras no deberían
dejar de ser piedras,
las piedras no deberían 
dejar de partir nueces,
correr sin medida,
sudar alegría.
eso no vale. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: