La estrella negra y los girasoles

Si estás leyendo esto significa que he llegado a La Estrella Negra. Viva o muerta, pero he llegado, y lo he hecho desde un planeta al borde de la extinción compuesto de los países más corruptos de los universos cercanos. Podría ser peor, seguirán diciendo muchos, convencidos de sus argumentos y cubiertos de mierda desde la cabeza a los tobillos, porque los pies ya llevaban mucho tiempo en el barro que produce la lluvia nocturna programada cada lunes, martes y miércoles del año.

Fue Aysha quien me habló de las naves invisibles, ilusionada como el primer día de entrenamiento, llegó y se metió en mi cama como cualquier otra noche, oliendo a los ríos de mi niñez y susurrando a mi oído el plan que solo una de las dos podría llegar a cumplir.

Podría ser peor, su eco aún me llega en las noches de pesadillas por falta de droga del sueño.

Yo logré escapar, no fue tan difícil como pronosticaban las damas de mi destacamento, el mejor valorado del ejército. Nos pegarán un tiro en la cabeza si nos pillan. Y yo prefería imaginarme la bala fría como el Mar Blanco entrando en mi cabeza antes que seguir en el corredor de Los Girasoles.Tenemos grandes planes para vosotras. Habéis sido entrenadas para ser las mejores esposas-soldado de todo el planeta. 

La Estrella Negra tiene un bonito amanecer, me decía Aysha mientras rozaba mi pierna con la suya. Yo creo que no es para tanto, pero podría ser peor.

Anuncios

2 comentarios sobre “La estrella negra y los girasoles

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: